Una nueva medida para fomentar e impulsar la instalación de placas solares en las casas unifamiliares, edificios residenciales o naves industriales.

El Principado de Asturias acaba de suprimir una de las principales trabas administrativas que impedían que este tipo de instalaciones creciesen más. Hasta ahora se debía pedir primero esta licencia, un trámite que podía suponer una demora de hasta ocho meses en la tramitación del proyecto.

Ahora bastará con solicitar lo que se conoce como una DECLARACION RESPONSABLE en la que simplemente se avisa a la administración que se van a hacer las obras y que se van a respectar todos los procesos legales.

La medida está incluida en la llamada ley de simplificación administrativa impulsada por el Gobierno regional. La medida también afecta favorablemente a los puntos de recarga para coches eléctricas, siempre y cuando no afecte a la estructura del edificio.